Una experiencia religiosa

Gritos, saltos, desmayos, histeria... La explosión de conciertos en verano reafirma el fenómeno fan en Galicia. No sólo las grandes estrellas del rock levantan pasiones. También grupos locales poseen seguidores incondicionales que se desviven por apoyar a sus ídolos

Una experiencia religiosa
Sebastian Ervi / Unsplash

La mayor parte de los clubs españoles de fans tienen su sede en Madrid o Barcelona, pero también en Galicia existen seguidores que se entregan por completo a sus ídolos. Los grupos locales cuentan asimismo con un buen número de incondicionales dispuestos a apoyarles pase lo que pase. La música hace vibrar a gentes de todos los estilos, edades y gustos.

"Lo sé todo de Ricky"

Graciela  Rodríguez, una viguesa  de  19 años, conoció la música de Ricky Martin durante una visita a sus parientes en Venezuela.  De esto hace ya siete años. "Lo escuché y me dije: jó, cómo me gusta. A partir de ahí me comprometí tanto con él que ya lo considero un amigo", señala entusiasmada. Graciela tiene todos sus discos, "incluso lo que grabé con 12 años", amén de cientos de fotos, revistas, recortes   de prensa, llaveros, camisetas y pósters del cantante portorriqueño.  Aunque forma parte del club oficial de Ricky Martin, ella no se considera una fanática. "Al principio recibes un impacto superficial. A mí me encantaba cómo se mueve. Pero cuando sigues sus pasos y conoces su personalidad, te das cuenta de que está ahí por su trabajo y le consideras un ejemplo".

El fan llega a conocer tanto a su ídolo que lo ve como a un amigo, con sus virtudes y defectos

Graciela vio cumplido su sueño la semana pasada cuando Ricky Martin actuó por fin en Vigo, pero "el mejor momento fue conocerle en sus oficinas de Puerto Rico. Es un encanto de hombre", asegura, "porque aunque esté enfadado o cansado siempre le pone buena cara a sus seguidoras y se preocupa por ellas". La joven viguesa ha conseguido que muchas de sus amigas y parte de su familia también se hagan fans de Ricky. "Todos los artistas tienen algo, pero él es especial, muy buena gente". De ahí que, como religiosa seguidora del autor de "María", esté dispuesta a "quererle incondicionalmente y a apoyarle durante toda su carrera".

"Sensaciones inexplicables" con Bunbury

Miércoles por la tarde. La Cadena 40 acoge en sus estudios de Vigo una audición exclusiva del nuevo disco de Enrique Bunbury, ex líder del grupo aragonés Héroes del Silencio. El álbum aún no está editado, pero la emisora de radio ha conseguido organizar una serie de audiciones a las que sólo pueden asistir los fans más acérrimos. Jorge (20 años) y Estíbariz (17) fueron elegidos tras superar un concurso teléfónico. "Poder escuchar el disco antes que todo el mundo es algo muy especial", dice ella. "Ya llevaba bastante tiempo esperando que saliera, aunque sabia que hasta el día de su cumpleaños -en agosto- no sonaría el primer single", agrega él, vestido al estilo del músico zaragozano.

Ambos forman parte del club de fans de Héroes, que cuenta con unos 1.000 socios en toda España. Jorge sigue al grupo desde el primer disco y asegura que "no podría decir cuál es mejor o peor porque no sería objetivo".  Por su parte, Estíbariz señala que la afición a Bunbury le viene de familia: poco a poco se fue "enganchando" a su música y ahora hace todo lo posible por seguirle e informarse de sus movimientos. "Hay que moverse un montón, que si el club de fans, que si dar la vara en las radios, hablar con gente de otros sitios, leer revistas. Te implicas día a día porque además le sacas en la conversación por cualquier cosa", dice la chica. Tanto, que la familia y los amigos "llegan a aburrirse".  

Fans de Bunbury le reciben en México en 1997.

"Un fan es una persona que siente a su ídolo, lo admira y le sigue por donde puede", señala Jorge, quien advierte que "hay que saber controlarse" para respetar la vida privada del artista. Estíbariz añade la principal característica del fan: "Sentir lamúsica, vivirla por encima de la de los demás grupos. Es una sensación difícil de explicar".  

La amiga de Michael Jackson

La devoción por un ídolo del rock llega a condicionar la vida diaria y las relaciones sociales. Es el caso de Eva María, una viguesa de 28 años entregada por completo a Michael Jackson. "Dice mi madre que cuando tenía cinco años nunca me perdía la serie de televisión de la familia Jackson -cuenta la fan-. Yo sólo recuerdo que a los 9 vi una actuación en 'Aplauso' y me quedé tocada". A partir de entonces empezó a grabar canciones en la radio y más tarde decidió emplear todos sus ahorros en productos del autor de "Thriller". Llegó a formar su propio club de fans y a hacer programas de radio sobre el artista norteamericano. "Tengo más de 100 discos, 200 compact-disc, singles y maxisingles, camisetas, posters, muñecos, un centenar de revistas y libros (incluso en japonés)... Lo malo es que ser fan de Michael Jackson resulta muy caro; existen monedas de oro y plata con su efigie que valen más de 20.000 pesetas [120 euros]", explica la joven.

Aparte están los gastos derivados de asistir a sus conciertos. Eva le ha visto en directo una docena de veces, aunque considera que "es poco" en comparación con otras fans. En sus últimas vacaciones optó por seguir al artista estadounidense a través de Europa, algo que no saben muchas personas  con las que se relaciona casi a diario. "Es un personaje tan polémico y excéntrico que por defenderle he tenido problemas. Durante una época, mis padres estaban realmente preocupados. Me resulta más cómodo ocultar mi afición en ciertos círculos y llevar una doble vida", relata Eva María.

"Mi vida sería muy aburrida si no conociera a Michael Jackson. Me aporta un montón de cosas"
Fans de Michel Jackson alrededor del mundo.

Michael Jackson lo es todo para ella: "Mi vida sería muy aburrida si no le conociera". Y tantos años de relación con el cantante le permiten hablar de él como de un amigo cercano. "Le conocí en Zaragoza y me pareció una persona tímida, simpática y agradable, pero algo preocupada". Eva asegura que el ídolo norteamericano está muy afectado por sus problemas en relación a un presunto caso de abuso de menores y la decoloración que sufre en la piel. La leyenda dice que Jacksonse somete periódicamente a operaciones de blanqueado. "Pero yo me creo su teoria: tiene una enfermedad asociada al estrés llamada vitiligo. No produce melatonina y de ahí que su piel sea más blanca que negra", dice Eva.

De todas formas, la misma fan reconoce que el propio músico alimenta las especulaciones "porque le gusta que se hable de él"."Michael es humano, no lo tengo endiosado. Le respeto y comprendo, pero a veces también me enfada. Por eso me aporta un montón de cosas", confiesa.

Como Graciela, Eva diferencia entre las seguidoras "superficiales" y las que de verdad conocen la personalidad del ídolo: "No me gusta el concepto 'fan', es algo de quinceañeras, de masas. La gente lo juzga mal, se piensa que estás enamorada y que no vives sin él. Con 14 años le adoraba, pero ahora me considero más bien una coleccionista". Y como prueba, compara su afición con el fútbol:"Hay quien es capaz de todo por su equipo. Yo lo hago por una persona, porque creo en su música y en sus mensajes". Eva considera que una afición tan profunda hace evolucionar a la persona. "Sé que cuando tenga 60 años seguiré asistiendo a sus conciertos", afirma.  

Adictos a Deep Purple

El fenómeno fan abarca grupos de todos los tiempos, sean estrellas efímeras o bandas seminales de la historia del rock. Éste es el caso del Clube de Adictos a Deep Purple, con sede en Vigo, de ámbito nacional y entregado a la obra del grupo inglés y toda su "saga" (unos 200 artistas entre los que destacan Whitesnake, Dr.Feelgood y Richie Blackmore).  

Carlos Fernández, presidente del club, posee cerca de 6.000 referencias discográficas datadas en su mayor parte en los años 70. "Pienso que ser fan responde a un hecho químico, incluso mágico. Significa que un disco te transmite sensaciones y te llena al cien por cien", dice.

Concierto de Deep Purple en Polonia en 1996.

El Clube de Adictos -reconocido por la Deep Purple Appreciation Society- pretende ser un "nexo de unión" entre todos los aficionados del Estado, además de "reivindicar el papel de la música de los 70". Según Carlos, "nuestra labor lleva a gente de 40 años a redescubrir la pasión por el rock". Y a diferencia de otros clubes de fans, "nuestro objetivo no es el culto a la personalidad ni darle la mano a un guitarrista. Lo primordial siempre es la música".

Entre las numerosas actividades que organizan los Adictos (conciertos, viajes, fiestas,...) destaca la edición de la revista trimestral "Hush", con cerca de 80 páginas sobre Deep Purple, su saga, otros grupos de hard rock y bandas actuales con inspiración en los años 70. La revista no sólo se distribuye en España, sino también en varios países de América y Europa, en Turquía y hasta en Japón. Con ello consiguen conectar con aficionados de todo el mundo y compartir experiencias, poniendo la música por encima de todo.

"Es químico, mágico. Te haces fan cuando un disco te transmite sensaciones al cien por cien"

"Escarallados vivos" por Siniestro Total

Peña formada en honor del grupo vigués Siniestro Total, con sede en Mugardos (A Coruña). Agrupa a unas 30 personas en Galicia y otras 100 en el resto del Estado. Archi -un chico de 23 años- es su presidente. "Soy seguidor nato y considero a Siniestro el mejor grupo del mundo, por encima incluso de Los Ramones", dice. La peña (una "hermandad" que bautiza a sus miembros en un brindis ritual) se dedica a organizar viajes a conciertos, elabora catálogos y prevé editar en los próximos meses un fanzine,"Escarallado #0". "Si Julián Hemández cumple su promesa, incluirá una cinta con temas  inéditos", adelanta Archi.  

Vivir cerca de Vigo le permite compartir noches de "aventura" con los miembros del grupo. Pero no todos tienen esa suerte, sobretodo los numerosos seguidores de la banda en Madrid y Andalucía. Pensando en ellos acaba de ponerse en marcha una página en Intemet (www.siniestro.com) que ofrece información actualizada sobre sus movimientos y trabajos, un libro de visitas en donde los fans dejan mensajes e incluso un grupo de conversación dedicado íntegramente al conjunto musical.  

Siniestro Total en su último concierto en el Wizink Center de Madrid

Heredeiros: el fenómeno del rock gallego

De los grupos gallegos que cuentan con su propio club de fans (Cómplices, Siniestro Total, Los Piratas, Foggy Mental Brakdown o Los 3 Sudamaricones, entre otros), destaca por su desarrollo la Peña de Heredeiros da Crus "Cuadrilla de Pepa a Loba". Con sede en Betanzos, aglutina a 200 seguidores de la comarca de Barbanza y varias decenas más, incluso en el País Vasco. La preside Alberto de Teixeiro, un joven de 22 años que se define como "rocanroleiro de toda a vida".

Según explica, la peña nació una noche de copas en la que sepercataron de la inexistencia de clubs de fans dedicados al rock gallego."Dende o primeiro momento funcionou moi ben. No primeiro concerto, en Pontedeume, levamos a máis de 50 persoas. Pronto traballaremos con cuotas e nos expandiremos por toda Galicia".  Alberto considera que el auge del rock gallego se debe tanto al Club Xabarín como a los propios Heredeiros. "Musicalmente son moi actuais e polas súas letras lograron conectar coa xente do rural. Todo o mundo os sinte cercanos, se cadra porque o rock urbano non dá esas mensaxes tan claras", comenta. Y añade que entre los seguidoresde Heredeiros no hay fanatismo, sino pasión por la música.

Actuación de Heredeiros da Crus na TVG a finais dos anos 90.

"Os vellos non o entenden. O rock está feito para vivilo. En concerto saltas e olvidaste de todo, da política e dos problemas", dice Alberto, para quien el grupo del Barbanza "vai marcar un hito na música galega".


Publicado originalmente en FARO DOMINGO (FV) el 3 de agosto de 1997